Indecopi debe ser imparcial y equidistante

Tiempo de lectura: 2 minutos

Es muy difícil comentar sobre la designación de una persona que no se conoce y cuyos antecedentes no están claros. Podemos darle el beneficio de la duda. Pero no por mucho tiempo. En Indecopi dos asuntos son centrales.

El primero es su carácter técnico. Reúne muchas funciones y muy sensibles a la comprensión de cómo funciona la economía, y las acciones de Indecopi pueden ser muy sensibles a ella.

El segundo punto es la independencia de los órganos de decisión. Tal independencia debe serlo del poder político, de las empresas y de los consumidores. Indecopi es al final de cuentas un árbitro y como tal debe ser imparcial y equidistante.

Pero sus poderes lo convierten en una herramienta muy peligrosa, en especial si es sesgada por el poder político. Históricamente los presidentes de Indecopi han cumplido, con cierta razonabilidad, esos principios y, sobre todo, han respetado las decisiones de los órganos técnicos. La excepción fue el caso del Sr. Almeyda, quien era un hombre de confianza del presidente Toledo y fue un desastre.

Almeyda terminó con imputaciones y detenido. Y claramente tuvo una gestión sesgada. Esperemos que este no sea un caso similar. Como señalé, el Sr. Palacín tiene el derecho a que le demos el beneficio de la duda.


¿Cómo podemos ayudarte?
How can we help you?
Boletín semanal